NO MÁS SILENCIO - POR ELIANA CASTRO


Para el 2014 por medio de las fotografías que tomo conocí a este sujeto, para ese tiempo estaba por cumplir la mayoría de edad, recuerdo muy bien lo adorable que resultaba ser por medio de palabras, libros, historias para cautivar mi atención, en esta ocasión nos unió el gusto por la fotografía, incluso el resulto vivir en mi barrio y eso hizo que pudiera conocer más de cerca algunas parte de su vida, como su hija, su mamá, su intimidad la que intentaba estuviera lo más lejos posible de lo que para ese momento apenas iniciaba. La primera vez que tuvimos una discusión percibí que tenía un problema muy grave para manejar la ira, me trato muy mal a lo que yo para entonces solo respondí con silencio, me aleje, no supe decir nada. Discusión tras discusión con sólo llevar menos de dos meses de conocernos hizo que yo tomará la decisión de alejarme de él, apenas el notó la distancia comenzó a escribirme cosas como “ tú sin mi no eres nada” , “ me voy a conseguir mejores modelos que tú” , “ tú solo me buscas a mí porque quieres sexo” – frase que ahora después de escuchar varios testimonios de otras mujeres encuentro que es la frase que más le gusta usar- “ tú solo eres una pobre niñita” “ quién te va a creer a ti?” “ apenas estas comenzando tu carrera universitaria, no eres nada” y un montón de frases intentando humillarme y faltarme al respeto, quizás buscando que yo me sintiera en deuda por “ todo” lo que el me había “brindado” , para ese momento recuerdo que sus palabras más que hacerme sentir triste me hicieron sentir ganas de gritarlo pero una vez más no lo hice, lo bloquee de mis redes sociales, al poco tiempo ni me acordaba de su existencia, hasta que un día comenzó a seguirme una chica que al parecer era su novia en ese entonces, sin saberlo comencé a charlar con ella hasta que me dijo “ si, mi novio es Historias visuales” y a pesar de saber los pensamientos que me incomodaban de él no le dije nada a la muchacha, justo dos días después consiguió mi número y apenas conteste comenzó nuevamente con sus comentarios desagradables “ eres una niña, me tienes envidia porque estoy siendo feliz” , y me grito por en la llamada “ no tienes oficio, tu carrera no te da lo suficiente que hacer para que tengas que hablarte con mi novia?”  colgué la llamada, bloquee a la muchacha y bloquee su número de mi celular. Mientras eso pasaba, comenzaba a ver que personas a las que seguía en instagram iniciaban a compartir muchas fotos que precisamente el había tomado, por un lado me alegre ya que para ese momento pensaba que el tenía mucho potencial que aprovechar al nivel fotográfico, con el pasar de los años seguía viendo más y más fotos de muchas mujeres fotografiadas por él, y me preguntaba si quizás eso sólo había pasado conmigo, pero yo no recordaba haber tenido ninguna interacción tan disfuncional con ninguna persona en mi vida hasta ese entonces, no le preste mucho atención al tema. Hasta que en Enero del 2018 el volvió a encontrarme por una de las cuentas que uso en instagram para compartir contenidos diversos, no se imaginan lo mucho que me sorprendí cuando vi un mensaje de él que decía : “ Eliana, eres tú?, tiempo sin saber de ti” como si nada, no esperaba una parranda vallenata o una flores en su reaparición, pero me parecía muy descarado su saludo después de qué siempre que tomaba distancia era gracias a sus comportamientos violentos, aversivos que me aturdían. Le respondí´: Sí, Hola, seguido a eso como ya lo había visto actuar antes fue supremamente empático, amable y de repente muy interesado sobre mi carrera, sobre mi familia, sobre ese futuro que yo muy bien sabía que NO le interesaba, ya sabía para donde iba todo nuevamente, Me dijo que tenía muchas ideas, que coincidencialmente había visto unas fotos que me había tomado un gran fotógrafo- lleno de profesionalismo que se llama Alex- y que se notaba que mi cuerpo era machismo más consciente, maleable, y que era tremendamente hermoso que le encantaría volver a fotografiarlo a lo que yo simplemente respondí con un emoji, comenzó a escribirme día de por medio durante un par de semanas diciéndome que qué día iba a tener tiempo para las fotos, que se moría de ganas por fotografiarme, a lo que yo siempre respondí dejándolo en visto hasta hace dos días que decidí enviarle un mensaje muy cortes, en el que le decía que NO deseaba trabajar con él por las veces que me denigro como mujer, que no me parecía conveniente trabajar sabiendo que era muy posible que después de ejecutar las fotos pasará lo mismo de siempre. NO me interesaba saber su respuesta, así que decidí bloquearlo inmediatamente, de lo contrario sabía que iba a responder como siempre, con sus frases para denigrar y manipular a cualquier mujer que NO hace lo que el quiere, a pesar de esto el busco todos los medios para poder comunicar su respuesta a mi mensaje, que al igual que lo de siempre seguía ejerciendo violencia con sus palabras, en esta ocasión me decía que siempre yo era la que lo buscaba para robarme sus ideas, y que igualmente no perdía nada ya que hay mucha gente para hacer arte, y para rematar uso la frase que siempre usaba para hacerme quedar mal con otras personas o para hacerme sentir que él era “ único e irrepetible” y que yo me estaba perdiendo tremendo “ chance” al no trabajar con él: “ Veo que no has superado que no haya querido estar contigo, y eso es lo que te parece tan denigrante tan denigrante….” 

Motivada por un impulso y por mis luchas personales en la actualidad me di cuenta con mayor conocimiento de causa que eso que él estaba haciendo conmigo es violencia, seguramente una de las más típicas y invisibilizadas en las relaciones humanas, actualmente por medio de los conocimientos que mi carrera me provee y por intereses investigativos de esta y de la fotografía que hago ahora, busco mostrar el rechazo a cualquier tipo de violencia, porque no entiendo por qué debería dejar que me irrespeten, ni tampoco entiendo por qué debo quedarme callada con una persona que es reincidente, he visto a tantas personas cercanas a mí ser violentadas por sus parejas y entrar en dinámicas destructivas que a muchas las ha llevado a la muerte. Decidí compartir el suceso en mis redes sociales a lo que SORPRESIVAMENTE recibí el testimonio de más de 10 mujeres, que fueron víctimas de sus manipulaciones, acosos e irrespetos. Compartieron conmigo historias desde que apenas el sujeto encontraba ya fuera a un hombre o una mujer que le interesara le escribía para proponerle hacer fotos, y cuando ya sentía confianza o percibía que las personas eran empáticas ahondaba en sus comentarios y decía cosas como “ Qué rico culo tienes” , “ me gustaría follarte”, “ estuve viendo tus fotos y podría tomarte fotos mejores que las que te tomas para tu noviecito”, y algunas veces les enviaba fotos o videos masturbándose, lo que para él parecía ser una provocación para ver la reacción de sus espectadores, para después cuando las personas se dejaban tomar fotos usar otras como “ tú solo me quieres para fotos lindas”, “ tú solo me quieres porque soy buen polvo” para después decirle en su gran mayoría a las mujeres que rechazaban sus comentarios que eras unas putas, perras, zorras, busconas… y atentar contra su autoestima y seguramente habiendo impactado en su estado emocional, por no haber aprendido a ser consecuente con sus propios inventos, para seguido a eso cometer acciones desligadas completamente de un fotógrafo profesional que vela por la comodidad y respeto de sus modelos, según uno de los testimonios usaba en una sesión privada con él se desnudó supuestamente para recrear una foto artística junto a su modelo, se acercó a ella con su miembro erecto, lo que genero incomodidad en ella, y al mostrarle su molestia él se fue inmediamente al baño como evadiendo el suceso, a ella se le ocurrió ver las fotos que le había tomado y se encontró con la sorpresa de que a pesar de usar la pantalla de hacer “ desnudos artísticos” le había tomado fotos en las que su cuerpo no tenía otra cabida más que verse vulgar, lo que la hizo sentir muchísimo más incómoda, como ella lo comenta demostraba por medio de sus fotos su deseo sexual permanente por las personas a las que fotografiaba.

Este escrito más que atentar en contra de una persona busca VISIBILIZAR los pequeños actos microviolentos que existen y pasa todo el tiempo hacía las mujeres y en este caso también un par de hombres, no tenía idea de todas las personas que también habían sido víctimas de sus actos violentos, y tampoco se me paso por la cabeza que hubieran tantas mujeres que tenían miedo de hablar porque creían al igual que yo que eran las UNICAS a las que les había pasado esta experiencia con este sujeto o con cualquier otro, que utiliza la fotografía como medio cumplir deseos, fantasías y por supuesto ejercer su “dominancia” de “machito violento” .

Ahora nos hago unas preguntas ¿Cuánto tiempo más vamos a seguirnos quedando calladas con estos actos? ¿Cuánto tiempo más vamos a permitir que desprestigien la labor fotográfica que para muchos es su vida completa? ,¿Cuantas personas tienen que matar para que dejemos de hacernos los de los oídos sordos?, ¿Cuánto tiempo más vamos a aceptar comportamiento violentos cuando a otros se le antojen?.

En mis palabras pongo la voz de las otras mujeres que seguramente lean esto y se identifiquen con estas situaciones, y también de los que confiaron en mi para compartir sus historias. Por último los alerto para que ojalá NO sean víctimas de este sujeto, y hagamos parte del arte de una forma cuidadosa, y no dejándonos convencer por personas que crean una imagen transparente para atraer a otros a su red. ABRAMOS LA BOCA, no nos callemos más.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO